Bodas de otoño: seis looks imprescindibles para ser la invitada perfecta (parte II)

Mono verde de Panambi para Amparo Soriano, que he combinado con el stiletto Coralito color nude y cartera Ikat verde y gris.
¡Queridas
amigas!
Aquí
estoy de nuevo con la segunda parte del post sobre los looks
imprescindibles para ser la invitada perfecta este otoño. Un tema
que ha arrasado en visitas en mi blog en su primera parte, lo cual
tiene doble significado: que muchas de vosotras estáis invitadas a
bodas o eventos en los próximos meses y queréis inspiraros y coger
ideas; o bien que el tema en cuestión os interesa mucho. En
cualquiera de los casos, hoy voy a proponeros tres nuevos looks muy
diferentes, con vestidos sin estampados, a un solo tono, que pueden
valernos para la mañana o la tarde- noche dependiendo de cómo los
combinemos con los complementos, y por supuesto, con los zapatos.
¡Comencemos!

Vestido
azul empolvado de Adela Marín:
estamos ante un ‘outfit’ muy elegante
y seductor, con sugerente escote delantero y la espalda descubierta.
De los tres atuendos que vamos a ver hoy, quizás este sea el más
apropiado para la noche. Es un vestido ideal si queréis marcar
curvas y su manga larga nos protege de la brisita otoñal. 
Vestido de Adela Marín combinado con stilettos Estrellas nude y cartera Dalia plomo.

Como
podéis apreciar, no llevo demasiados complementos: unos discretos
pendientes y nada más. Las que me seguís y me conocéis ya sabéis
que yo no soy muy partidaria de llevar demasiados abalorios: creo que
es mucho más elegante ofrecer una imagen limpia y equilibrada; sobre
todo cuando, como en este caso, me calzo unos stilettos con tanta
personalidad como el modelo Estrellas. 
El modelo Estrellas, con su coqueto pompón, es una auténtica delicia y un zapato que viste por sí solo.
Este zapato es una auténtica
delicia y el pompón le da un toque chic que lo hace muy especial. He
elegido el nude para compensar esta llamada de atención y porque
además este color causa un efecto alargador de las piernas. 
Con 10 centímetros de tacón, el salón de punta fina Estrellas tiene una horma comodísima y muy elegante.

Los pompones son un adorno muy original y chic, que le dan ese toque especial a nuestro atuendo.

Para
equilibrar esta imagen limpia he decidido romper con la cartera Daliaplomo. Un tono metalizado que encaja muy bien con un atuendo de noche
noche. 

El clutch Dalia plomo, con su tono metalizado, es un fondo de armario que combina con todos los colores. 
Si os dais cuenta, tanto los zapatos como el clutch son
perfectamente combinables con todos los colores, con lo que les
podremos sacar el máximo partido en otros eventos. O también, ¿por
qué no? Darle estilo a un look con vaqueros y blusa.
Mono
verde de Panambi para Amparo Soriano:
estamos ante una prenda de lo
más versátil, que se puede transformar con distintos complementos y
que admite perfectamente un sombrero o tocado, por ejemplo, si
queremos estar más arregladas. Yo en este caso he preferido mantener
el sencillo semirrecogido y los pendientes.
Para
que un mono o ‘jumpsuit’ siente bien, favorezca la figura, y nos
envuelva de elegancia tiene estar elaborado con un tejido fluido, de
mucha caída, que no se ciña al cuerpo, sino que se mueva y que
flote con nuestro movimiento. 
La elegancia del stiletto Coralito, con su tira central, y la cartera Ikat verde, compañeros perfectos de este mono de Panambi.
Y si la persona que lo va a lucir tiene
unas curvas contundentes, siempre favorece más llevarlo a un solo
tono -sin estampados- y con colores no demasiado intensos.
Ahora
bien, para el calzado, vuelvo a apostar por el nude, pero esta vez
del modelo Coralito, también de mi nueva colección. Un zapato lleno
de encanto y elegancia que, con su tira central, sienta de maravilla
a la pata ancha del mono.
El stiletto Coralito cuenta con su cartera a juego, el modelo Lilium nude. 
El Coralito es un calzado elegantísimo y atemporal, un fondo de armario que sienta de maravilla con un vestido de noche o con unos vaqueros. 
El modelo Coralito es muy sujeto, tiene una horma muy cómoda y un tacón de unos 9 centímetros.
Y
para generar un bonito contraste, he elegido la cartera estampada Ikat, de
mi nueva colección, que combina el gris con un verde varios tonos
por debajo del mono. Es el elemento que marca la diferencia y que le
da a este look el toque especial.
La cartera Ikat, de mi nueva colección, es perfecta para crear un contraste sobre un vestido a un solo tono. 
Vestido
buganvilla de Astrud y sombrero de Cherubina:
este vestido, igual que
las anteriores prendas, es un fondo de armario perfecto para una
boda, pero también para una cena especial si le cambiamos los
accesorios. Le hemos dado un aire muy mañanero con la pamela, pero
si os lo imagináis sin este complemento, podríamos ir perfectamente
a una boda de tarde- noche. 
Vestido de Astrud combinado con stilettos Estrella buganvilla y cartera Ikat turquesa.
El stiletto Estrellas buganvilla, con sus bonitos pompones, es un auténtico bombón de mi nueva colección. 
Mantengo mi parquedad en complementos
-solo los pendientes- porque bajo mi criterio, el exceso está reñido
con la elegancia y el propio vestido ya tiene unas líneas que hacen
un contraste de color. Además hay que tener presente que ya llevo un
elemento bastante llamativo: el sombrero.
Para
los zapatos, vuelvo a apostar por el stiletto Estrellas a juego con
el vestido, con la idea de crear una imagen uniforme para poder dar
juego con la cartera. 
Con una horma que hace unas piernas elegantísimas, el stiletto Estrellas
es garantía de comodidad. 
Este zapato es ideal para un evento, pero yo también me los pondría para darle un aire arreglado a un look informal. 
El clutch es el modelo Ikat turquesa, nuevo en
mi colección y junto con el sombrero, son los dos únicos elementos
que rompen la uniformidad del buganvilla.
El bolso de mano Ikat combina el turquesa con el gris y es ideal para crear un bonito contraste con un vestido liso.
¿Veis
cómo no es tan complicado acertar con un look de invitada? Ni
siquiera es necesario que todos los colores vayan a juego. Basta con
buscar un equilibrio en las formas, en los tonos, no abusar de los
complementos, introducir un elemento que rompa la monotonía -pero
solo uno o como mucho dos-, y sobre todo adaptar el vestuario a
nuestra personalidad, y no al revés. No hay nada peor que vestirse y
sentir que no eres tú, que estás disfrazada. 
Ante todo, tu
comodidad en la ropa y el calzado, porque eso es garantía de
seguridad en una misma y de diversión. Como penúltima sugerencia:
elegid siempre unas medias finas de color bronce, que hacen unas
piernas muy bonitas y contribuyen a esa imprescindible comodidad. Y
por último, si las temperaturas bajan, no te tapes con un abrigo:
elije una bonita estola de pelo a modo de chal o colócatela sobre el
hombro.
Espero
que mis consejos os hayan servido y os recuerdo que estaré encantada
de ayudaros a elegir vuestro look de invitada y atender todas
vuestras dudas. Podéis dejarme un comentario en este post, o bien
enviarme un mensaje privado en mi página de Facebook, en la que además podéis estar al tanto de todas las novedades de mi tienda.

Recordaros
también que todos mis zapatos se pueden comprar a través de mi tienda on line y los tendréis en casa en 24 horas con los gastos de
envío gratis a partir de 41 euros. También puedo atenderos por
teléfono 954 211 324 y Whatsapp 628 936 111.
Fotos: Francisco Antúnez. 
Agradecimiento: The Corner House. 
Vestido de Astrud y sombrero de Cherubina. 

Dime tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*