Tres formas de combinar un mismo vestido cambiando los zapatos

Queridas
amigas:
tras una
breve pausa, ya estoy de nuevo con vosotras otro miércoles, deseando
mostraros zapatos de mi colección que me fascinan y con los que
quiero daros mis consejos y recomendaciones de estilismo. Como ya
sabéis, mi filosofía con este blog es compartir con vosotras mis
gustos y puntos de vista. Pero también, y por encima de todo, quiero
conocer vuestras opiniones, ya que vosotras sois mi principal fuente
de inspiración. Y, por supuesto, también quiero ser cómplice de
vuestros deseos, porque mi objetivo es cumplirlos.
Ahora, vamos
a entrar en materia: los zapatos son una pieza tan fundamental en
cualquier look que por sí solos son capaces de cambiarlo casi
totalmente. Imaginaos unos vaqueros pitillos con botines camperos y cárdigan. Y ahora, pensad en el mismo conjunto con zapatos
de tacón. ¿A que cambia completamente? Pues esto mismo es lo que
quiero mostraros en este post. Pero en lugar de los jeans he elegido
un precioso vestido de Astrud.
Se trata de una prenda de estampado a rayas alegre, femenino,
pero al mismo tiempo muy funcional. Algo que me encanta porque me
permite jugar a cambiar los zapatos y darle un aire diferente con
cada uno.
Vestido +
stilettos: look clásico. 
En la foto podéis verme con el vestido de
Astrud y mi stiletto Esencia de vinilo color nude. Es la forma más
elegante y arreglada que puede haber de llevar este vestido: con
salones. Con este outfit podríamos perfectamente ir a un evento,
bautizo, comunión e incluso una boda informal que no requiera
demasiada etiqueta. Es un conjunto sencillo, elegante, femenino y
nada pretencioso. El toque maestro que le da sentido a todo, además del tacón, es la
cartera Lilium nude. Un básico que adoro porque combina con todo y
siempre me da un aire arreglado cuando lo necesito.
El stiletto
Esencia no es nuevo en mi colección, sino de la temporada pasada.
Pero su éxito fue tan arrollador que he decidido repetir en otoño.
Es la interpretación contemporánea del stiletto clásico de toda la
vida. Un zapato que jamás pasa de moda, pero que con el vinilo se
renueva con un aire más juvenil y actual. Además es un calzado muy
suave, con una horma comodísima y la facultad de adaptarse a
cualquier look, ya que el color nude combina con absolutamente todo. 
Otra ventaja: el vinilo transparente causa un efecto óptico
alargador de las piernas. Siempre que elijáis tonalidades parecidas
a la piel obtendréis este resultado, pero es que con el vinilo, lo
lográis completamente.

El stiletto Esencia, también disponible en oro. 
Vestido +
botines: un dúo desenfadado. Desde hace varias temporadas los
botines se han convertido en nuestros perfectos aliados invernales.
Sus cuidados diseños, sus cómodos tacones altos y su estilazo se
unen a las ventajas que todas buscamos: estar cómodas y abrigadas,
protegernos de la lluvia y la humedad. Pues bien, no solo es posible
estar arreglada con botines, sino que además el resultado es
maravilloso.
El botín Jisel y la cartera Lilium le dan un aire muy chic a este vestido de rayas. 
Para muestra
el botín Jisel, que cumple todos los requisitos para estar a la
altura de las circunstancias: tiene un tacón alto -compensado con la
plataforma delantera- y una punta fina, que estiliza muchísimo más. 
El botín Jisel es todo confort y elegancia en forma de botín. Un acierto para tus looks arreglados o más informales.
Este botín tampoco es nuevo: ya fue un exitazo en mi anterior
colección otoño/ invierno y lo he vuelto a traer ante las
peticiones de mis clientas. Está revestido de piel por dentro, su
planta es acolchada y su suela de goma amortigua la pisada. Es una
delicia caminar con estos botines, os lo garantizo.
Su plataforma delantera y su cuidado diseño: dos puntos a favor de este botín ‘diez’ con el que no te equivocarás.
El botín Jisel también está disponible en Marsala, un alarde de comodidad
y estilo absoluto.

El botín Jisel en negro, otra opción elegantísima y perfecta para pantalones básicos y faldas de capa o de tubo. 
Y como veis
en la foto, el botín Jisel azul marino -también disponible en
marsala y negro- se integra perfectamente en el conjunto con la
cartera Lilium. Otro look acertado en una ocasión especial, o
simplemente para cuando nos apetece arreglarnos para salir a dar un
paseo y tomar unas tapas.
Vestido +
botas: la opción más urbana. Pues bien, vamos a ir un pasito más
allá en esta demostración de cómo los zapatos pueden darle la
vuelta a un look. Y para ello he elegido la bota Monastrel azulmarino
Las botas Monastrel azul marino le dan un aire muy desenfadado al vestido. Juntos componen una combinación ideal.
Y efectivamente, tampoco es nueva en mi colección. Esta bota
triunfó en la pasada temporada porque es perfecta para el día a
día, pero tiene un diseño y un taconcito que le dan ese toque
especial que muchas buscamos. 
La comodidad absoluta, el diseño elegantísimo y la piel de primera calidad hacen de estas botas una auténtica joya.
Con este vestido el resultado sigue
siendo bueno, y nos encontramos con un look perfecto para ir al
trabajo, para salir de compras o para una mañana de paseo. Los
vestidos estilo ‘boho’ y las botas de piel de caña alta, como el modelo Monastrel han pasado
de ser tendencia a convertirse en un básico y este look se inspira
en ese estilo, que admite perfectamente un cárdigan de punto, por
ejemplo. Como pequeño truco, he querido recogerme el pelo para darle
un aire más revoltoso e informal al conjunto.
La bota Monastrel, también disponible en marsala y negra.  
Este modelo, de piel de primerísima calidad, también la podéis encontrar en ante negro y piel topo.

Y qué más
deciros de la ‘súper bota’ Monastrel, que es de piel de primerísima
calidad, que por dentro es pura suavidad y confort, que su pequeño
tacón es perfecto para caminar y aguantar muchísimas horas de pie,
que si te la pones no te las querrás quitar en todo el invierno,
que está disponible en varios colores… sigo?
Y hasta aquí el post de hoy. Como siempre os digo, espero que os haya
sido útil. Ya sabéis que podéis hacerme todas las consultas y
preguntas que os surjan dejando un comentario en este post o bien
enviando un mensaje privado en mi página de Facebook. Yo os seguiré
atendiendo personalmente en mi tienda, y también
por teléfono y Whastapp. Y por supuesto, toda mi colección está a
la venta en mi tienda on line, con envíos gratis desde 41 euros y en
24 horas a todos los puntos de España. También hacemos envíos a
Europa.
¡Besos para
todas y a seguir disfrutando de los zapatos bonitos!

Fotos:
Francisco Antúnez.  
Dime tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*